Google+ Testimonios

Testimonios

 

Testimonio Pilar Ortiz de Urbina -Febrero 2006

XX Años de Actividad

Queridos amigos:

Creo que es la primera vez que os escribo a nivel personal, pero necesito hacerlo, para daros las gracias una vez más, por vuestra participación en esta OBRA, la cual año tras año Gracias a Dios y vuestra Generosidad, sigue dando sus frutos como veréis en el Informe que os adjunto, de los resultados de Gestión que la misma ha llevado a cabo en el año 2005, así como un Avance del Programa para este año 2006.

Me gustaría haber tenido un momento de Encuentro con vosotros, en el cual poder contaros personalmente LOS MILAGROS QUE A DIARIO AQUÍ SUCEDEN, pero como siempre el tiempo juega en contra por ambas partes. Veréis que esta vez no figura en el Informe el apartado sobre los "HECHOS SUCEDIDOS", pues son tantos los Gestos continuos de Su Presencia Amorosa aquí, que es muy difícil enumerarlos, así como las consecuencias de los mismos, pero prometo hacéroslos llegar en cuanto sea posible.

Hoy quiero compartir con vosotros, lo que hasta ahora no había hecho, es exponeros un pequeño resumen de mí experiencia en esta Obra desde hace 20 años. A pesar de los problemas del diario que tengo que afrontar y de la Responsabilidad que mi puesto conlleva, lo que prima en mí, es el AGRADECIMIENTO y la ALEGRIA por el cambio que está haciendo Cristo que suceda en mí, en este lugar, a través y Gracias a Su Cercanía y la de los Verdaderos Amigos que comparten esta Obra.

El mismo sentir tengo también, viéndole actuar en muchas personas que se nos acercan "destrozadas" y que por Pura Gracia y a través de una relación de "cercana amistad con ellos", en el tiempo su situación cambia radicalmente y vuelven a recuperar el interés por su persona, así como el valor de la misma.

Consecuencia de ello es que lo irradian en su ambiente y logran más fácilmente su integración social y laboral. Un regalo más, es cuando algunos de ellos, se "sorprendidos de sí mismos", te preguntan asombrados ¿cómo ha sucedido esto…?. La respuesta es: DIOS TE QUIERE y TE CUIDA SIEMPRE y a continuación repasamos hechos concretos vivido juntos, donde ven claramente, que por sí solos no lo habrían logrado nunca.

A través de estos y otros gestos parecidos, cada vez tengo más claro que el nombre de esta Asociación nunca fue por pura casualidad, y que personalmente nunca tuve conciencia de la Grandeza del mismo, hasta hace poco tiempo …."CENTRO DE SOLIDARIDAD"…. . ¿Quién es el Único y Verdadero CENTRO de SOLIDARIDAD? Teniendo esto presente, todo y todos cambian y de ahí surge el AGRADECIMIENTO y la ALEGRIA a la que me he referido todo el tiempo. Gracias por vuestra Amistad y Paciencia.

Un abrazo,

Pilar

Subir

Maria Jesus Rossi - Septiembre 2006

Hacía tiempo que sentía la necesidad de buscar trabajo fuera de casa. Pedro, mi marido necesita ayuda en su trabajo, pero yo no veía que pudiésemos trabajar juntos. Ni yo, ni mis amigos Nacho Carbajosa, Maica, Alvaro... en los que confío.

Después de una conversación con Nacho, él me da un teléfono para que busque trabajo: el teléfono del Centro de Solidaridad. Me dice que llame y pregunte por una tal Pilar. Llamo el lunes 18 de septiembre y me cita para el martes 19 a las 11 horas.

Tengo que llevar un currículo. Nada más sentarme, dejo el currículo encima de la mesa, y los primeros 5 minutos si me sale el trabajo o no pasa a un 2º lugar. Pilar me cuenta su vida: cómo conoció el Movimiento a través del profesor de religión de sus hijos ¡Carras! El es una provocación continua en su vida y ella es fiel. Por indicación de Carras, empezó a ir a visitar a una enferma con esclerosis múltiple.

Poco a poco se añadieron otros enfermos a sus visitas. Estuvo colaborando muchos años con la Asociación de enfermos de Esclerosis Múltiple, creo que unos 14 años. Hace un año detectaron esta enfermedad a su hija de 42 años. Me dice cómo El Señor la estaba preparando para esto.

Pilar me cuenta que el Centro de Solidaridad no pone anuncios ni recurren a ellos, de vez en cuando compran el Segunda Mano. ¡Cómo es posible que por el boca a boca tienen una bolsa de 4.000 personas y 2.000 ofertas de empleo! El Centro empezó en una parroquia: atendiendo a niños que jugaban con unas maquinitas. Viendo la necesidad de trabajo que tenían los padres de estos niños, empezaron a buscarles trabajo entre los amigos: atendiendo a la realidad que tenían delante.

Pilar, una mujer que tengo delante que rebosa humanidad por los poros de la piel, a la que le importa mi persona. No tengo que guardar ninguna pose como en otras entrevistas que a lo largo de mi carrera profesional he ido haciendo. Me pregunta cuáles son mis necesidades: horario, sueldo, lugar de trabajo. Le digo que el horario tiene que ser sólo de mañana para poder estar con mi hijo, lugar en Madrid y el sueldo no es lo más importante. Abre la base de datos, vemos un par de ofertas que no coinciden con lo que yo quiero.

Sale una oferta: trabajo de 9 a 14 horas en una ingeniería. Contacto: Cristina Navarro. Se me descuelga la mandíbula un poco más. Esta chica es amiga de Pía. En febrero de este año me ofreció este trabajo. Tuve que decir que no, porque atropellaron a mi suegra en una parada de autobús y estuvo en casa 4 meses. Le digo a Pilar ¡qué casualidad! Me dice “nada es casual” A lo mejor El Señor te estaba esperando en este trabajo. Ahora Cristina y tú os tenéis que jugar la libertad.

Me voy de allí sin haber podido contactar con Cristina, sin saber qué va a ocurrir. Pero salgo contenta porque ha merecido la pena haber conocido a esta mujer. Me despide diciéndome que está pensando que por qué no trabajo con ella. Le digo que lo mismo he pensado yo.

Me dice que ella no es tan encantadora siempre, le digo “ni yo”. Me despide diciendo “bienvenida a casa”. Le respondo “encantada de haberte conocido”. Rezamos un Gloria y me dice “como dice Julián Carrón, hoy hemos tocado” tocándome. Llevo una semana totalmente impactada. No pudiendo hablar de otra cosa con todo aquel que se me pone delante.

Estoy contenta y agradecida de haber encontrado este lugar donde el encontrar o no empleo pasa a un 2º lugar y en primer lugar se impone una humanidad así, que me hace preguntarme ¿Quién eres Tú? Una persona que ha hecho experiencia de que El Señor es el que ha ido construyendo su vida y que tiene la certeza de que es Cristo quien lleva el Centro de Solidaridad. Yo salgo totalmente tocada preguntándome ¿Quién maneja los hilos de mi vida? Pilar me llama al día siguiente. Ha contactado con Cristina y me llamará. Cristina me llama y nos reímos las dos por teléfono. Me cita para el lunes 25 de septiembre. En el recorrido en autobús me encuentro muy nerviosa. Pienso: Tú sabrás, Señor, si me quieres poner en ese trabajo. Los planes son tuyos, no míos. En la entrevista con Cristina me encuentro “en casa” de nuevo.

Al exponer las condiciones de trabajo, Cristina me dice que me lo piense. Le digo que ya está pensado. Que sí. Empezaré a trabajar el día 9 de octubre. En menos de una semana he encontrado trabajo. Con 41 años, después de 4 años desconectada del mundo laboral, con un horario que deseaba y con Cristina Navarro. La aventura no ha hecho más que empezar.


Testimonio P. G. T. - Febrero 2014

Querida Pilar,

Me ha emocionado leer tu correo. Sabes que estoy orgulloso de haber trabajado cerca de una persona como tú. Eres un ejemplo y un testimonio para muchas personas. Tu trabajo y el de tu asociación ayudan a muchas personas más allá de lo que tú misma conoces. Tienes que estar orgullosa por todo ello...

Te deseo, y también se lo pido a Dios, que sigas con la misma ilusión y con el mismo entusiasmo. El mundo necesita de gente como tú.

Un abrazo muy fuerte

P.

Subir

Testimonio Francisco García Tordesillas - Febrero 2015

Buenos días Pilar, soy Francisco García Tordesillas y el pasado viernes día 6 tuve la suerte de conocerte y he de decir que con gran satisfacción y gozo.

En un principio no sabía bien a que iba, me encontraba perdido, desorientado y con la Esperanza de que Dios me echara un cable, no esperaba una solución milagrosa, tal vez, lo único que esperaba era una palabra amable, compresión por parte de alguien que no conocía.

Al poco de empezar a hablar pude comprobar la fuerza que tienes como persona, me dejaste atónito, pocas personas así se encuentran hoy en día, pero yo he tenido la gran suerte de encontrarte y disfrutar de la pequeña charla que tuvimos en la que pude exponerte mi caso y ver como me prestabas atención como si de un hijo se tratase.

Solo quiero darte las gracias por haberte cruzado en mi camino y haberme hecho participe de tu alegría y dedicación hacia los demás, y por supuesto ofrecerme en todo lo que pueda ayudarte para que este proyecto no se desvanezca.

 

Subir

Centro de Solidaridad 2017 - Politica de Privacidad - Contacto

Síguenos en LinkedIn Síguenos en Facebook